Las enfermedades del corazón son la causa de mortalidad número 1 a nivel mundial y entre el 80% y el 90% de los infartos son prevenibles.

Un infarto es la muerte celular de los tejidos que forman el corazón a causa de la falta de sangre, generada usualmente por la aparición de coágulos que obstruyen la irrigación sanguínea hacia el corazón.

Al ser una enfermedad silenciosa, es primordial adoptar un estilo de vida que permita reducir el riesgo, ya que en gran parte los factores de riesgo como lo son la obesidad, el alcoholismo y el tabaquismo son modificables.

Por lo anterior, desde Formé recomendamos que además de los controles médicos periódicos a partir de los 35 años, ponga en práctica los siguientes consejos que le ayudarán a llevar una vida sana y prevenir eventos cardiovasculares en la vida adulta:

      1. Alimentación saludable:

    Una dieta sana es fundamental para la salud en general, consuma frutas y verduras de manera regular, prefiera los cereales integrales y las carnes magras. Controle el consumo de sal y azúcar ya que además de estar relacionadas con enfermedades cardíacas, son las responsables de otras enfermedades como el deterioro de los riñones y la diabetes respectivamente.

      2. Tabaquismo

    Independientemente de la forma en la que se consuma, el tabaco ha sido comprobado ser altamente dañino para la salud, aun si es bajo exposición pasiva y puede aumentar en un 50% las probabilidades de infartos y accidentes cerebrovasculares.

      3. Alcoholismo

    El consumo abusivo de bebidas alcohólicas eleva el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, aun en personas que no tienen antecedentes familiares u otros factores de riesgo.

      4. Controles periódicos

    No solo en la prevención de enfermedades cardiovasculares sino en la salud en general, la prevención es una de las herramientas más importantes. Los controles generales periódicos pueden identificar factores de riesgo particulares de cada paciente y determinar las pautas a seguir para el control de los mismos.

      5. Actividad física

    Practicar entre 30 minutos y 1 hora de ejercicio al día, ayudan al correcto funcionamiento del sistema cardiovascular y a mantener la masa muscular y un peso normal.

Estas son las recomendaciones más comunes, sin embargo también puede:

  • · Vigilar su peso
  • · Comprobar la tensión arterial de manera regular
  • · Revisar sus niveles de colesterol y azúcar
  • · Controlar sus emociones

Recuerde que en el Centro Médico Formé contamos con un equipo de especialistas preparados en atención preventiva de la población vulnerable, comunidad inmigrante indocumentada o población sin seguro.

Ante cualquier inquietud, comuníquese con nosotros al teléfono 914 723 4900 o ingrese a nuestra página web, donde encontrará diferentes opciones de contacto de acuerdo a su necesidad.

En Formé: ¡Nuestra misión, su salud!

Formé Medical Center and Urgent Care