63 / 100

No es secreto que actualmente es el Coronavirus el tema que domina las agendas a nivel mundial, algo totalmente entendible para lo que según la OMS es una pandemia, definida así de acuerdo a su rapidez de extensión alrededor del globo.

Es la incertidumbre, el sentimiento que seguramente se apodera de muchos pacientes y trabajadores de la salud, al conocer momento a momento la actualización de las cifras de personas que han sido contagiadas y las que han perdido su vida por el virus, y es que al momento de la escritura de este artículo hay en el mundo más de 842 mil casos de contagio y 41 mil muertes en el mundo y solo en Estados Unidos más de 180 mil contagios y 3.577 muertes por el mismo virus.

Estas cifras proporcionadas por https://www.worldometers.info/ ubica al país norteamericano en primer lugar por el número de contagios seguido de Italia, España y China, lugar donde se originó la enfermedad.

Este virus exige que tengamos especial cuidado con nuestras prácticas sociales y de higiene, ya que para evitar el contagio se ha recomendado el frecuente lavado de manos, el uso de gel antibacterial, evitar tocarse la boca, nariz y ojos, cubrirse la boca con el interior del brazo o pañuelos de papel al toser o estornudar y sobre todo el distanciamiento social.

Esta última medida, la cual ha sido aplicada a nivel mundial, ha generado en las personas otros tipos de interrogantes, muchos asociados a la economía, pero otros aún más apremiantes asociados a la misma atención médica durante la pandemia, por razones que podrían estar o no asociadas al virus.

Para esto muchas prácticas médicas hemos estado implementando la telemedicina, una alternativa que nos permite ofrecer cuidado de calidad a nuestros pacientes sin exponerlos al riesgo que representa el desplazamiento y contacto con otras personas que sufren de diversas enfermedades.

Por fortuna actualmente contamos con múltiples herramientas tecnológicas que nos permiten sostener una comunicación efectiva con nuestros pacientes, ya sea por video llamadas, llamadas telefónicas, mensajes de texto o correos electrónicos entre otras herramientas, y nos da la oportunidad de minimizar los riesgos y al mismo tiempo monitorear a enfermos crónicos, proporcionar consultas por dolencias o incluso identificar de manera temprana un posible caso de coronavirus.

Si bien esta metodología de consulta puede representar dificultades para algunos de nuestros pacientes, es importante tener en cuenta que para Formé Medical Center, es una prioridad garantizar la atención de nuestros pacientes, pero es directamente proporcional a la protección que debemos brindarles, y de acuerdo a la situación, es la atención remota la única herramienta que tenemos para atenderlos.

No existe un estándar que se pueda o deba aplicar a la telemedicina, lo que significa que cada práctica médica debe adaptarse de acuerdo a su necesidad; nosotros, actuando en sintonía de nuestra misión “creemos que todos tienen derecho a una atención médica asequible, digna y de alta calidad, independientemente de sus antecedentes culturales y económicos” razón por la que además de mantener la “atención médica compasiva y de alta calidad” ofrecemos todos nuestros servicios y consultas con médicos hispanohablantes que garantizan la mejor atención a todos nuestros pacientes.

Recuerde que aunque debe mantenerse en su domicilio, es necesario que cultive ciertos hábitos de vida saludable para reforzar su sistema inmune, entre los que se encuentran:

    1. 1. Realice un plan de alimentación acorde a su organismo
    1. 2. Evite el consumo exagerado de carbohidratos simples.
    1. 3. Establezca una rutina de ejercicio en casa.
    1. 4. Permanezca atento a los cambios y síntomas.

El objetivo principal de la implementación de estas estrategias de consulta, es disminuir el flujo de pacientes en el centro de salud, quienes se pueden arriesgar o poner en riesgo la salud de muchas otras personas que siguen trabajando por el bienestar de la comunidad.

Después de pasar por una asistencia médica de manera remota, se indicará al paciente la pertinencia de dirigirse o no a un centro de salud para continuar con el tratamiento.

Ante cualquier inquietud, comuníquese con nosotros al teléfono 914 723 4900 o programe una cita por medio de nuestro sitio web.

En Formé: ¡Nuestra misión, tu salud!

Formé Medical Center and Urgent Care